Como cuidar el calzado

Como cuidar el calzado

COMO CUIDAR EL CALZADO

 Los zapatos de los niños,necesitan cuidados especiales. A los zapatos,igual que a nuestros pies, el cambio de temperaturas también les puede afectar,por lo que debemos seguir una serie de consejos prácticos y trucos para el cuidado y mantenimiento de los zapatos.

 

Las extremas temperaturas, la lluvia, la nieve y el ambiente en el que estemos, es lo que afecta a nuestros zapatos en invierno, pero ¿cómo debemos cuidarlos?No te preocupes del tipo de piel que sean las botas de invierno y los zapatos de tu hijo. Con estos consejos podrás mantener los zapatos perfectos ya sean de charol, de nobuck o unas botas de agua.

 

Botas de ante hidrofugado, serraje o nobuck

 

Este tipo de piel es muy usual en invierno, por el aspecto elegante que da y por lo blandita que resulta para los pies. Muchas veces por miedo a que se estropee descartamos la idea de comprar botas de ante, serraje o nobuck, pero no debemos confundirnos, ya que esta piel es tan duradera como otra, e igual de fácil de limpiar.Antes de nada, recordar que para estas pieles, existen sprays impermeabilizantes que repelen las manchas, y se deben utilizar antes de estrenar el zapato, o si ya se ha estrenado, lo usaremos una vez que hayamos limpiado el zapato.Para limpiar las botas de ante o nobuck, usaremos cepillos específicos para limpiar esta piel, aunque muchos tienen las cerdas demasiado duras y gruesas, por lo que aconsejamos usar uno de dientes. Cepillaremos siempre en la misma dirección, para no dejar zonas uniformes, y así quitaremos el polvo y la suciedad.Si acaso nos encontramos con alguna mancha difícil, debemos verter unas gotas de vinagre en un vaso de agua tibia, y darle con el mismo cepillo. Después le daremos con un paño húmedo, y sobre todo dejaremos que se sequen al aire.También podemos usar para las manchas goma de borrar o lima de uñas.

 

Botas de napa

 

La napa es la piel más elegida por la gente en  en los zapatosde los niños.Para limpiar las botas de napa, usaremos un paño de algodón seco para quitar el polvo y la suciedad, y sacarles brillo. Para los roces, sobre todo enlas punteras de los zapatos de los niños, usa cremas incoloras o tintes del mismo color del zapato, que puedes encontrar cualquier tienda especializada, Aplícalo sobre todo el zapato, para no dejar zonas uniformes y deja secar al aire.

 

Botas de charol

 

El charol es otra de las pieles más usadas en los zapatos de vestir. Si esta piel la cuidamos bien parecerá que estrenamos zapatos cada vez que los llevemos.Para limpiar el charol necesitamos un paño de algodón humedecido con un poco de leche, y un paño seco para sacar brillo.Para una duradera vida a nuestros zapatos de charol, también hay en el mercado productos especiales para esta piel.

 

 

Botas de montaña y Gore tex

 

Después de haber pasado un fin de semana en la montaña, las  botas de montaña de nuestros niños tendrán suciedad y restos de barro. Para limpiar estas botas primero las dejaremos secar al aire de la humedad de esos días, y luego las cepillaremos para quitar toda la suciedad. Podemos usar también un paño humedecido con jabón, y volver a secar al aire. Si las botas son de piel engrasada, por último aplicaremos grasa de cabello para hidratarlas.A las botas de montaña que están compuestas de Gore tex, no les influye para nada esta limpieza, lo que si recomendamos extraer la plantilla y dejarla al aire.

 

Zapatos de terciopelo

 

Los zapatos de terciopelo no son muy usuales en el día a día y menos para los niños pero todo el mundo puede tener alguno para ocasiones especiales o simplemente para llevarlos de vez en cuando.Para limpiar el terciopelo usaremos un cepillo de dientes, o de cerdas suaves,y cepillaremos con mucho cuidado. Después mezclaremos agua tibia con una cucharada de detergente, y la espuma producida la aplicaremos con el mismo cepillo. Para quitar los restos de espuma, usaremos un paño seco y dejaremos secar al aire. Un truco para las manchas más difícil es usar alcohol con agua,y aplicarlo con una esponja suave.

 

Junto a estos consejos y trucos, no debemos olvidarnos que los zapatos después de cada temporada, debemos guardarlos con sus papeles dentro o con periódicos para que no cojan ninguna forma inesperada, y dentro de bolsas de tela. A partir de ahora te costará muy poco tiempo llevar tus zapatos y los zapatos de los niños, igual de impecables que el primer día.

 

 

Posteado el 14/09/2017 Home, Blog 0 239

Deje un comentarioDeje una respuesta

Debe estar registrado para dejar un comentario.

Blog categories

Últimos comentarios

Sin comentarios

Busqueda del blog